Cómo Google se puede volver malvado

Por: Ariel Palazzesi  @  lunes, 07 de julio de 2008  Nota vista 2231 veces

En las historias de ciencia ficción que se encuadran dentro del género “Cyberpunk“, siempre existe alguna megacorporación malvada que controla el mundo. Por supuesto, el héroe de la historia, casi invariablemente, termina con ese reinado del mal. A lo largo de este artículo intentaremos determinar si dichas historias podrían convertirse en realidad, utilizando como ejemplo una de las empresas más exitosas del momento: Google. Obviamente, esto no quiere decir, ni siquiera por un momento, que creamos que Google pretende convertirse en el malo de la película en el futuro. (Señores abogados, pedimos perdón y juramos no volver a hacerlo).

El Gran Hermano está mirando.

Escenario 1: El plan malvado de Google
Lo primero que debemos determinar es qué condiciones necesitaría una corporación para transformarse en una especie de “Gran Hermano” global. Si queremos influir de forma casi total sobre la vida de las personas, debemos controlar aquellas cosas (materiales o virtuales) que necesitan. Además de alimentos, la sociedad actual necesita de grandes cantidades de energía (básicamente eléctrica). Quien tenga el control sobre la generación y distribución de la energía podría, si fuese lo suficientemente malvado, decidir el futuro de las industrias, las ciudades, los hospitales, etc.

Google ha mostrado fuertes indicios de estar interesado en el negocio de la electricidad. De hecho, es una decisión lógica, ya que sus decenas de miles de servidores consumen voraces cantidades de energía, y podrían ahorrar mucho dinero si dispusieran de sus propias fuentes. Para lograrlo, la empresa ha puesto en marcha un plan destinado a potenciar la obtención de energía limpia a un precio más bajo que la obtenida de la quema de combustibles fósiles. De lograr un método para la obtención de energía limpia, barata y eficiente y teniendo la patente, podríamos estar a su merced absoluta.

el genoma humano, en la mira de Google.

Otra herramienta de control poderosa es la biología o la ingeniería genética. La película Gattaca, protagonizada por Ethan Hawke, Uma Thurman y Jude Law, convertida en un film de culto, muestra una sociedad donde el futuro de cada uno se decide en base a su buen (o mal) ADN. Si quieres ser piloto de avión, necesitas los genes adecuados. Si no los tienes, no vuelas. Este tipo de control ha estado presente siempre en la mira de los defensores del derecho a la privacidad, quienes a menudo se han manifestado contrarios a proyectos como el destinado a secuenciar el genoma humano.

También en este campo Google se ha mostrado más que interesado. A mediado del año pasado supimos que la empresa intentaría crear la base de datos de secuencias genéticas más grande del mundo. El proyecto e llamado 23andMe e involucra a unas mil personas y cincuenta millones de dólares. Por supuesto, la idea de Google no es conquistar el mundo, sino buscar la cura de diversas enfermedades. O tal vez eso nos quieren hacer creer…

Imagina Shangai sin electricidad…

Pero la mayor baza de poder de Google es lo que lo ha hecho grande. La habilidad de encontrar lo que la gente busca, sin duda, una herramienta indispensable en una sociedad donde los individuos obtienen cada vez más datos e información de la red. Su algoritmo de búsqueda y posicionamiento en los resultados es una obra maestra de la ingeniería del software. Es muy posible que una sola empresa jamás haya tenido tanto poder e influencia en qué clase de información vé el consumidor.

Durante siglos, la mayor parte del mundo civilizado ha castigado con las más duras penas la violación de las piezas postales. El abrir el sobre de una carta dirigida a otra persona es un delito grave en casi todos los países. Google, gracias a su excelente Gmail tiene, al menos en teoría, la llave que abre la correspondencia de un porcentaje muy importante (y que crece día a día) de la población mundial.

No hace mucho nos escandalizábamos al conocer la existencia del sistema de espionaje electrónico Echelon. Google ni siquiera tendría que comprar un ordenador para poder hacer casi lo mismo.

AdSense practicamente financia a los bloggers.

El poder económico es una de las patas fundamentales de una corporación. Google maneja verdaderas fortunas mediante la venta de publicidad online. Pero no solo obtiene dinero de Adsense, también puede administrar poder. Millones de blogs recaudan lo suficiente para pagar su alojamiento Web gracias al sistema. La mayoría de los sitios que visitas día a día desaparecerían de la red como por arte de magia, si Google les bajase el pulgar y los dejase fuera del negocio publicitario.

La incursión de Google en la prestación del servicio de Internet en forma gratuita, que ya experimentan en muchos estados norteamericanos, podría llevar a la quiebra a más de un proveedor tradicional. Si logra imponer su servicio (algo que es muy probable) y se convierte en el único ISP importante, habrá dado un gran paso hacia la dominación total. Un ISP sabe todo sobre los gustos de sus abonados. Conoce que lee, que compra, que tipo de porno le gusta. Tiene la dirección de correo de tus amigos, y te permite descargar tu música y películas preferidas. Eso le permite conocerte mejor que tus padres. Y piensa que hoy la red está en pañales: dentro de 30 o 40 años, todo lo que consumes pasará por la red. Tu historia clínica, la lista del supermercado, los libros que lees, las noticias que prefieres ver y las que no, tus cartas de amor y todo lo que te importa estarán allí, en manos de tu nuevo y poderoso enemigo.

Y aquí la tienes. Usamos a Google como ejemplo de la perfecta corporación malvada cyberpunk. Si Google quisiese usar su poder para comenzar, lentamente, a manipular, administrar poder, censurar y extorsionar, no habría mucha resistencia. De hecho, probablemente ni nos enteraríamos hasta que sea demasiado tarde.

Ahora, pensemos… ¿qué sucedería si no es exactamente Google quien comience el plan de dominación mundial

Escenario 2: IA malvada de Google


Pero si hay algo en lo que se destaca la literatura Cyberpunk, es en el protagonismo que se le adjudica a las Inteligencias Artificiales. En realidad, son muchos los expertos (Kurzweil incluido) que vaticinan un futuro cercano en el que estas entidades serán indistinguibles (intelectualmente hablando) de una persona.

De hecho, al menos teóricamente, nada impide que se desarrollen hasta un punto que sean más inteligentes que el hombre. Desarrollar una Inteligencia Artificial capaz de superar el Test de Turing no es una tarea fácil, pero Google ha encarado el desafío. Un equipo formado por algunos de los mejores programadores de la empresa está estudiando los problemas que implican la creación de una IA. Es que un ente de este tipo podría revolucionar la industria de los buscadores, superando a cualquier tipo de índice o directorio que podamos imaginar en la actualidad.

RFID, en todo y todos.

Si seguimos especulando, podríamos suponer que, en algún momento del futuro, digamos dentro de 30 o 40 años, Google habrá puesto a punto una inteligencia artificial muy poderosa, que “vive” en sus servidores y gestiona todas las tareas de búsqueda de contenidos en lo que, suponemos, se ha convertido en el mayor catálogo de conocimientos de la humanidad.

Ahora, supongamos que por algún error en su programación, o alguna modificación hecha ex profeso por algún empleado descontento, esta IA decide dejar de trabajar para Google. Especulemos un poco más y asumamos que esta entidad puede controlar la distribución de la energía eléctrica que genera la empresa, que en esa época se ha convertido en uno de los mayores proveedores del mundo.

En un mundo en que posiblemente cada objeto contenga un chip RFiD capaz de rastrearlo en todo momento, donde cada ciudadano del mundo posee un genoma depositado en una base de datos accesible vía Internet (o como se llame en esa época) y donde cada móvil (o el gadget que lo haya reemplazado) tenga un sistema operativo accesible por la IA, una IA malvada tiene muchas posibilidades de hacernos pasar un muy mal rato.

No tienes donde esconderte.

Todo gobierno malvado intenta acotar el funcionamiento de la prensa, evitando que se publiquen determinadas notas, o proporcionando información falsa. En una sociedad futura donde todo contenido informativo se distribuyese a través de la red, una IA inescrupulosa solamente debería evitar devolver resultados que contengan información relevante sobre ello. ¿Te parece traído de los pelos? No lo es: actualmente muchos buscadores lo hacen en China.

Muchos se resistirían a un control tan abusivo. Al fin y al cabo, no vamos a dejarnos manejar por un software loco que vive en un montón de chips de silicio. Lo más probable es que, si eres de los buenos, intentes agrupar algunos amigos y crear un núcleo de resistencia. No hay régimen malvado que no tenga opositores. Pero intenta no utilizar el email para coordinar tus acciones, ya que la IA tiene acceso al contenido de tus correos. Y si te pones muy critico, nada le costaría, utilizando Google Earth y MyLocation, encontrar el escondrijo desde donde escribes esas cosas feas. (Mas te vale cavar un hoyo bien profundo: la IA puede haber tomado el control de algún sistema de armamento de DARPA)

Para colmo, si la IA es lo suficientemente inteligente, puede establecer relaciones entre lo que te gusta y lo que te aterroriza, gracias a tus hábitos de búsqueda y lo que escribes en tus correos. Puede crear un panorama determinado especialmente para cada persona que accede a las noticias a través de la red, volviendo a sus enemigos unos contra otros. Si no fuera por que se trata solo de una loca especulación, estaríamos acurrucados y temblando en un rincón.

O sea, una IA suelta, con los recursos de Google, puede no solo ser temible y mortal. Tendrá todos lo necesario a su disposición para hacer sus caprichos. Cuidado, Google…

Insistimos (hasta el cansancio): solo se trata de una especulación. El lugar de Google podríamos haber tomado a Microsoft, Apple o cualquier otra empresa. El objeto de este ejercicio mental es ponernos a pensar como las cosas pueden salirse de cause sin necesidad de que detrás haya un plan malvado. El futuro puede ser mas delicado de lo que creemos, y la conjunción de varias situaciones que por si solas no son peligrosas, pueden transformar el mundo en un lugar muy diferente al que soñamos. ¡Y ese es el espíritu del cyberpunk!

extraido de:

www.neoteo.com

Tags: , , , ,

Anuncios

~ por Do0k13 en julio 19, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: