Controla el narco a 62% de los policías del país, dice informe

■ Se ha detectado la creación de hermandades entre los uniformados

Gustavo Castillo García

Informes de inteligencia civiles y militares han estimado que alrededor de 62 por ciento de los agentes policiacos del país, ya sea que participen en corporaciones estatales, ministeriales, municipales o federales, han sido controlados por el narcotráfico, y las sumas que reciben mensualmente van de los 5 mil hasta 70 mil pesos, cantidad que depende del rango, el desempeño, el sector o la zona en que cada uno labora.

Dichas estimaciones han sido dadas a conocer durante las reuniones nacionales de procuradores y secretarios de seguridad pública, revelaron altos funcionarios del gobierno mexicano.

Como parte de los informes que el gobierno federal ha analizado para estructurar la nueva estrategia contra el crimen organizado, se han tomado en cuenta los datos y estimaciones que se tienen de la cooptación que han alcanzado los distintos cárteles de la droga mediante el convencimiento o la amenaza directa a los agentes y mandos policiacos.

En ese contexto, la información recabada por los órganos de inteligencia refiere que las policías con mayor grado de coptación se localizan “en Tamaulipas, Nuevo León, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Baja California, Coahuila, Veracruz, Tabasco, estado de México, Distrito Federal, Chiapas, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla y Jalisco”.

Asimismo, se considera que “representan un riesgo en materia de seguridad las corporaciones del norte del país”, no sólo las de territorio mexicano con cercanía a Estados Unidos, sino porque muchos de los narcotraficantes tienen una gran movilidad entre ambos territorios, tanto así que se ha detectado que de Nuevo León y Tamaulipas, grupos de sicarios y algunos de los líderes del cártel de Golfo y de Los zetas se mueven entre ambas naciones para concretar sus operaciones.

Los informes, elaborados por los órganos de inteligencia a partir de datos de las secretarías de seguridad pública en todos sus niveles y de las procuradurías del país, señalan que se ha elaborado un diagnóstico que en su momento fue del conocimiento del fallecido secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño.

Sin embargo, precisaron las fuentes, los informes han sido difundidos en cinco de las reuniones nacionales de secretarios de seguridad pública y de la llamada Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, realizadas desde 2007 a la fecha.

Las reuniones donde se han dado a conocer estos datos y que se ha convertido en un informe de interés para la seguridad nacional –a las que asisten procuradores y secretarios de seguridad pública– han sido en Morelos, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas durante una visita del presidente Felipe Calderón y el estado de México.

En México existen mil 161 corporaciones policiacas con alrededor de 455 mil elementos; la policía más grande del país en cuanto a número sigue siendo la policía auxiliar del Distrito Federal.

Se calcula que el número de armas distribuidas entre estos cuerpos policiacos es de alrededor de 2 millones 900 mil, de la cuales el Ejército estima, a partir del número de pertrechos confiscados, que al menos el 57 por ciento se ha utilizado para cometer algún ilícito.

Además, los datos recopilados por los órganos de inteligencia refieren que desde el año 2006, los exámenes de confianza aplicados a sólo 100 mil efectivos, han arrojado que 70 por ciento de ellos no están capacitados para realizar un trabajo de defensa, vigilancia, inspección o incluso efectuar detenciones.

El estudio señala que por cada organización policial en el país, los elementos, de acuerdo con sus necesidades o incluso aspiraciones, se asocian en grupos para ejercer su poderío, y se ha calculado que existen más de 200 “hermandades” que de diversas formas “trabajan” para proteger a la delincuencia común y organizada.

Entre las entidades donde se han detectado estas “hermandades” están Baja California, y de manera particular en la ciudad de Tijuana; Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Distrito Federal, Jalisco y Coahuila.

Ante este panorama, en las reuniones de procuradores y secretarios de seguridad pública, los representantes del gobierno federal han pedido a los participantes que lleven a cabo programas efectivos de depuración inmediata.

Sin embargo, a decir de las fuentes consultadas, sólo Tijuana y el estado de México han iniciado este tipo de programas con duración de dos años.

La información recopilada por militares y agentes civiles refiere que “se ha detectado que los policías del país no sólo se dedican al trasiego de droga y a proteger narcotraficantes, operadores y sicarios, sino que también les ayudan a distribuir droga y a proteger las llamadas narcotienditas.

“Por ello, en algunos casos sólo se detiene a los delincuentes comunes para probar su supuesta efectividad”, señalaron los informantes.

En suma, las estimaciones de inteligencia consideran “el índice de corrupción en agentes federales, sobre todo de la vieja guardia, y en las policías estatales es del 62 por ciento”.

Via:

La Jornada

Anuncios

~ por Do0k13 en febrero 2, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: